lunes, marzo 13, 2006

Génesis


Cuzco/Interior/Día

Corre el año de 1979, Ella y Él habitan un hotel en el céntrico barrio San Blas de la ciudad de Cuzco, llegaban de un largo viaje por el Titicaca y el desierto del Perú. Semanas atrás habían emprendido un viaje, dejando en tierras colombianas todo lo que habían construido en años, su objetivo: vivir, vivir juntos en Latinoamérica.

La familia estaba completa constituida e instaurada como Dios manda: Ella, Él, una niña mayor y un varón menor, este último nacido en Otabamba (Bolivia). Las cosas marchaban conformes así que todo era prometedor…

Una noche, luego de una ausencia de casi dos semanas Él llega a hotel donde se hospedaban, las ganas que tienen de hacer el amor son incontenibles, se miran, se desnudan y comienzan a amarse, en un instante, Ella detiene su impulso y se preocupa por la estabilidad de la familia, es decir, un ser mas podría no ser tan deseable. Sin embargo, Él la tranquiliza diciéndole que ahora no habrán mas problemas, se ha realizado la pequeña cirugía que permite a los hombre tener sexo sin preocuparse por la procreación… Ella siente un alivio infinito y se entrega como si fuera la última oportunidad de amarse y de estar juntos

La alborada es esplendida, los dos amantes amanecen entrepiernados, sudorosos y tranquilos. Toman a sus dos niños y salen a recorren la hermosa ciudad Inca por décima vez, pero en esta oportunidad, paran en el parque central y se toman una foto para la posteridad.

Semanas después, Ella se siente algo enferma, nota que tiene los mismos síntomas que en sus embarazos anteriores, de inmediato habla con Él y comenta su angustia, Él confiesa que le ha mentido, aquella cirugía nunca se la realizó.

Meses después, en la ciudad de Bogotá y en la clínica con ese mismo nombre, Ella daba a luz a un niño, no deseado, producto de la mentira de Él, la ingenuidad de Ella y la pasión de ambos. Ahora la familia estaba desequilibrada.

Años después, aquel niño viaja a la ciudad de Cuzco, ya siendo un joven, en busca del porque de su existencia, lleva varios meses perdido y parece no encontrar la respuesta.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy muy bacana esta historia.

Anónimo dijo...

Que bonito...
Siempre en el amor se encuentran las respuestas cuando uno se siente perdido...
Qué chévere lo de las fotos...

Anónimo dijo...

Aclaro: el amor por la vida, por la familia, por la gente, por estar vivo... y por tener siempre cosas que contar... ¿Qué tal Cuzco? estoy pensando en ir por allá... deje datos me interesa.

Anónimo dijo...

Bueno... aclaración... el anónimo uno no es el mismo que el dos y el tres...

Anónimo dijo...

Entre anónimos se entienden. jejejeje

Mr. Hyde dijo...

el tipo fue un error por donde se le mire!!!!ajajajajajajajajajajajajajajajaajajaja!!!!

Anónimo dijo...

Nos entendemnos dirás...

Anónimo dijo...

Digo, para que quede claro:

Nos entendemos dirás...

hoffen dijo...

Creo que es la historia más bonita que ha pasado por este blog.

Yo también fui un error, como la mayoría de los niños en este país.

Pero hay errores que se pueden remediar, otros errores si son la cagada, y nos equivocamos una y otra vez sin importar a quienes nos llevamos por delante. me preocupa mucho eso, y te lo digo yo que me la paso cometiendo un error tras otro y lastimando a todo el que se me acerca. Ouch... creo que me volvi a deprimir.

Anónimo dijo...

Niña Hoffen, lo importante es APRENDER y quitarnos esa marca de la cabeza, salir adelante....

Besos.

Anónimo 1 (no el segundo ni el tercero)

Calígrafo dijo...

¡Que historia!... que rico tambien sentir que formo parte de ella... aunque no tenga crédito la foto.

KMO dijo...

Querido Caligrafo! no es necesario un credito publico... vos desde hace rato haces parte de mi historia personal!!!!!!!!

simona dijo...

La importancia no esta en el error, porque este pertenece al pasado, la clave esta, como siempre en el presente, saberse no ser la culpa del error de alguien, por el contrario, saberse elegido, porque sin pretenciones postmodernas jartas, vos sos único e irrepetible , eso, simplemente eso, te hace ser el mejor. Y vos sabes que lo eres o sino no serias parte de mi historia. Uy!!!!!!!!!!!!

Mr. Hyde dijo...

ash...

Vica dijo...

Pero que son estas declaraciones!!

Vica dijo...

Pero que son estas declaraciones!!

Anónimo dijo...

Son decleraciones de amor

Anónimo dijo...

Aja

Mal Ladrón dijo...

También fui un error. Para ser más exacto, un error de ritmo. Pero mi viaje no será a una ciudad sino a una persona que sólo he visto en fotos y que dice pocas cosas por teléfono. Ojalá pueda hacerlo.

simona dijo...

Que declaraciones de amor y ni que nada, cada vez me convenso más que la única revolución posible en este mundo de mierda, es el afecto, creo quiza utopicamente, que las cadenas de fraternidad son el único reposo en esta delirante búsquedad de nada.
Si no vuelvan y lean este poster, señores por Dios! de eso habla. Ah, y que mamera los anónimos. Como dice el papá (que no conozco) de un amigo: "Ole, aporten"

simona dijo...

Al amigo si lo conozco y es mi calvo favorito... Que? también es una declaración de amor?
Hay que vivir un poco más pa' quitarse tanta pendejada de encima, es que aunque suene a desproposito la juventud tambien tiene sus defectos. He dicho.

Vica dijo...

Y mi declaración?
Simona aunque no niego que se puede leer con ritmo, habla menos Shakespeare. Jeje, muua.